• Dr. M. Gonzalez

Advierten sobre falso sentido de seguridad tras reapertura comercial en pleno pico de contagio

Updated: Jul 24, 2020

Publicado originalmente en la sección Ahora por NotiCel el 6 de mayo de 2020, por Aixa Sepúlveda con comentarios/opiniones míos, Marieli Gonzalez.

https://www.noticel.com/ahora/top-stories/gobierno/20200506/advierten-sobre-falso-sentido-de-seguridad-tras-reapertura-comercial-en-pleno-pico-de-contagio/


Aunque esta semana reabrieron algunos sectores de la economía, científicos piden a la ciudadanía no bajar la guardia y mantener medidas de salubridad para evitar más positivos con COVID-19.


La reapertura parcial del sector económico, a 50 días de paralización por la crisis de salud causada por el coronavirus, se está dando a ciegas, sin tomar en cuenta las recomendaciones y guías ofrecidas por las instituciones oficiales del tema de la salud, de acuerdo a varios científicos entrevistados por NotiCel.

Los expertos en el tema que fueron consultados coincidieron que, sin pruebas ni rastreo, no es posible tener éxito en el regreso a la cotidianidad, aunque ocurra de manera escalonada. “Esto es como si estuviéramos guiando y la estrategia en Puerto Rico es: el golpe avisa. Y ese golpe es cuando el sistema colapse y se disparen las muertes. Hemos tenido suerte hasta ahora, que el golpe no nos ha avisado”, afirmó Daniel Colón Ramos, profesor de neurociencia y científico puertorriqueño en la Universidad de Yale.

“Primero, se están haciendo las pruebas que no son y los números no se están reportando bien. Y la otra estrategia es el rastreo por contacto. Hasta que no tengamos esos dos elementos, vamos a tener los ojos cerrados”, añadió.

“Esto es así de sencillo. Estamos guiando por la autopista varias horas y nos conviene abrir los ojos. Tú puedes estacionar el carro en la autopista y no te mueves. Que es lo que estamos haciendo ahora, y la gente está criticando, que es parar la economía; parar el país. Si te quieres mover por la autopista tienes que abrir los ojos y aquí, un ojo son las pruebas y el otro ojo son los rastreos de contactos”, puntualizó Colón Ramos. Desde este lunes, el tráfico en las carreteras aumentó considerablemente, después de que la gobernadora Wanda Vázquez, permitiera que un sector de la economía retomara operaciones, mediante la nueva Orden Ejecutiva (OE-2020-038) que entró en vigor ese día.

Bajo esta nueva directriz reiniciaron operaciones las empresas cuyas operaciones no conlleven aglomeración de personas como: las oficinas de los optómetras y dentistas que no operen en centros comerciales, los carriles de recarga del autoexpreso, el trabajo de la construcción y manufactura, servicios financieros, servicios profesionales, contables, ampliación de horarios de ferreterías y del sector automotriz, y se comenzó a permitir actividades al aire libre, entre 5:00 a.m. y 3:00 p.m., como correr, caminar y pasear mascotas.

La gobernadora advirtió que el avance de esta reinicio de labores dependerá de la incidencia de los casos y de la cooperación ciudadana. Pero, ¿es esta una guía confiable para tomar decisiones como la de la reapertura?

“La pregunta nunca fue si se iba a abrir. Eso es algo que tenía que pasar. Los expertos dicen cómo y cuándo, y eso es lo que no se ha explorado, el cómo. Hemos hecho unas cosas bien. La cuarentena fue muy acertada, pero no nos preparamos para la apertura. No se estableció un buen protocolo de pruebas, no se estableció un sistema de rastreo. Estamos ciegos en ese sentido. Tampoco se esperó a que bajaran los casos, porque esos eran unos de las requisitos para abrir”, expresó, por su parte, la bióloga celular y molecular, Marieli González Cotto.

“De hecho, según los mismos modelos del gobierno, no hemos llegado al pico. Así que es contradictorio que digan, vamos usar datos que tenemos, que todos sabemos que tienen sus lagunas, y los datos nos dicen que el pico está en esta semana, pero como quiera vamos a abrir. Esto no da la certeza de que se ha tomado seriamente estas pautas”, añadió. El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, aseguró que está cumpliendo con un protocolo de rastreo a contactos de los casos que han arrojado positivo a COVID-19. Sin embargo, solo se ha implementado este sistema con un poco más de la mitad de los casos confirmados y no se ha logrado dar con la totalidad de los contactos.

Detalló que actualmente hay 1,924 casos de coronavirus en la Isla confirmados y que, de esos, 1,005 han dado positivo a la prueba molecular. A estos últimos, se les ha realizado el proceso de rastreo, sin embargo, no todos han querido ofrecer información.

De los 1,005 confirmados mediante prueba molecular, solo el 68 por ciento accedió a ofrecer información de uno o más contactos cercanos. Detalló que “contacto cercano” es toda aquella persona que haya estado expuesta a una persona contagiada un mínimo de 10 minutos a menos de seis pies de distancia. El restante 32 por ciento de los positivos no proveyó información, destacó.

Según el funcionario, al grupo restante de casos contabilizados como positivos (919) mediante pruebas rápidas, no se les ha sometido al proceso de rastreo porque las guías del CDC (Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades) no catalogan a los pacientes que se realizan este tipo de pruebas como positivos confirmados.

Para el epidemiólogo Andrés Juliá Beltrán el gobierno se está tomando un gran riesgo con esta primera fase de reapertura, ya que los datos que se están recogiendo no son confiables y no se puede precisar en qué espacios está moviéndose el virus. “Ya soltamos la gente, la gente anda por ahí como en un día normal. Ahora lo normal es que la gente se está exponiendo más y debemos tener un aumento en los contagios, y tenemos que tener el sistema preparado para saber que eso puede pasar. Quisiera saber cuáles son los indicadores que está tomando el gobierno para tomar estas decisiones, si tuviera que ver con salud, no habrían abierto. Decían que el pico era el 8 de mayo, y las reglas para reabrir es que llevemos un tiempo descendiendo en casos y muertes, que tengamos capacidad en el sistema hospitalario y hagamos rastreo, pero eso no está pasando”, destacó Juliá Beltrán.

El secretario González Feliciano aseguró en rueda de prensa, que parte de lo que se estaba tomando en consideración era que los hospitales continúan con capacidad para pacientes y tienen disponibilidad de ventiladores, algo que catalogó como positivo al momento de tomar la decisión de una reapertura.

“Sí hay indicadores en términos del comportamiento del sistema de salud que estamos viendo muy de cerca, y sabemos que cada vez que se toma una determinación en la reapertura del sector de la economía, tenemos que esperar 14 días, según dice el CDC, para ver cuál es el impacto numérico. También he dicho que tenemos que ver qué medidas que se toman en otras jurisdicciones tienen impacto en nuestra población”, expuso el secretario.

De otro lado, gran parte del sector empresarial ha exigido al gobierno, mediante campañas, que se logre una reapertura basada en protocolos de seguridad que son implementados por el patrono mismo.

Los expertos opinaron que la responsabilidad de cada ciudadano es fundamental para el retorno a la normalidad, sin embargo, no exime al gobierno de hacer su parte y llevar de la mano el mecanismo de rastreo y de pruebas. “Siempre he dicho que esto (el coronavirus) es algo que estará por mucho tiempo y tenemos que aprender a convivir con el virus. Pero para poder hacerlo, hace falta una estrategia de integración científica, específicamente, la estrategia de pruebas, que en Puerto Rico no se ha implementado bien. Ella (la gobernadora) tiene toda la razón en ir abriendo poco a poco y responsabilizar a los individuos de acatar las reglas y protegerse; pero está fuera de lugar exteriorizar la responsabilidad que le toca a ella y su administración de trabajar eficientemente con las pruebas y los rastreos”, señaló Colón Ramos.

La bióloga González Cotto puntualizó que aún estamos a tiempo de tomar corregir y modificar decisiones que se entiendan no fueron efectivas.

“Y es bien importante que cada uno se proteja. Cada persona debe actuar como si todo el mundo estuviera contagiado. Esto es algo que salva vidas, porque, como no tenemos un panorama claro de dónde se mueve el virus por la falta de datos, actuar bajo la presunción de que todo el mundo está contagiado nos ayuda a protegernos. Y quien no tenga que salir, que no lo haga, que protejan a sus poblaciones vulnerables y que hagan su propia cuarentena hasta que tengamos un panorama más claro de cómo se está comportando el contagio”, expresó.

“El gobierno no ha sido muy eficiente llevando el mensaje de que esto no es una etapa de la que vamos a salir. Vamos a tener que vivir por un buen tiempo con esta situación. No es una etapa, el protocolo y la infraestructura que se tiene que desarrollar y utilizarse hasta que tengamos tratamiento, vacuna o las dos cosas. El ciudadano tiene que entenderlo y resignarse; no de una manera negativa, sino de entender y saber que va a ser algo que va a afectar la vida y hay que acomodarse a esto”, concluyó.

0 views0 comments

Recent Posts

See All