• Dr. M. Gonzalez

Guía rápida para entender las variantes de SARS-Cov2

Updated: Apr 6

Los virus cambian constantemente. La rapidez con la que lo hacen depende de muchos factores. Sin embargo, mientras más oportunidad tienen para reproducirse, mas oportunidades tienen de cambiar.


El virus que causa COVID-19 tiene 30,000 "letras" en su material genético, que no es otra cosa que su manual de instrucciones. Se estima que al menos 2 letras cambian (mutan) cada mes. Suenan como pocos cambios (lo son) pero más de un año de promiscuidad paseándose y reproduciéndose de persona a persona ha causado una gran acumulación de pequeños cambios, por tanto, su árbol genealógico es inmenso y con muchas ramas.


Puedes ver como se ve ese árbol aquí: https://nextstrain.org/ncov/global


Aunque el virus ha sufrido muchísimos cambios, la mayoría no han tenido consecuencias mayores para los seres humanos (hasta lo que sabemos). Sin embargo, existen varias variantes de SARS-CoV2 que han levantado preocupación. Para propósitos de esta guía definimos "variante" como un virus que ha acumulado varias mutaciones (cambios), que se ha encontrado en varias muestras relacionadas y que ha cambiado de una manera u otra el "comportamiento" del virus "original".


Sin embargo, estas variantes siguen siendo SARS-Cov2 y siguen causando la misma enfermedad: COVID-19.





Variante B.1.1.7- Se identificó por primera vez en Inglaterra a finales de diciembre. Ya está en 62 países alrededor del mundo. Incluye 17 mutaciones y comparte una mutación muy importante con las variantes de Brasil y Sudáfrica: N501Y. Esta mutación se encuentra en la proteína de pico (spike) que le permite al virus entrar a células humanas. Se cree que esta mutación hace aun mas fácil su entrada. Datos epidemiológicos (donde se estudian las poblaciones y que variante del virus está presente) sugieren que esta variante se transmite mas rápidamente.

Además, varios estudios en países donde la variante se ha convertido en la predominante sugieren que está relacionada a un aumento en muertes. Sin embargo, es importante mencionar que esto aun sigue en investigación y hay muchos aspectos que considerar. La buena noticia es que algunos estudios sugieren que las vacunas disponibles son efectivas para esta variante.


Variante B.1.351- Se identificó por primera vez en Sudáfrica en diciembre y ya se ha identificado en Africa, Europa, Asia y Australia. Incluye 21 mutaciones, entre esta la N501Y y la E484K. Es esta ultima mutación la que parece conferirle cierta resistencia a anticuerpos naturales (podría re-infectar mas fácilmente a una persona que ya haya tenido la enfermedad) y es compartida con la Variante Brasil. Al igual que la B.1.1.7, parece transmitirse mas fácilmente. Varios estudios han revelado que aunque las vacunas existentes si funcionan contra esta variante, lo hacen con menor potencia.


Un estudio reciente en células infectadas con esta variante sugiere que la variante no es mas virulenta pero si escapa el sistema inmune. Se llegó a esta conclusión ya que tanto anticuerpos del suero de personas vacunadas como anticuerpos monoclonales usados para tratamientos no son igual de efectivos para matar esta variante.


Estudios similares sustentan esta conclusión pero cabe mencionar que los anticuerpos no son la única línea de defensa contra un virus. La respuesta de menoria celular, llevada a cabo por células T, es crucial y ninguno de estos estudios la ha evaluado. Un estudio reciente, que esta siendo evaluado por pares, parece arrojar un poco de luz sobre este asunto (más abajo explico).


Sin embargo, hay evidencia en la “vida real” que sugiere esta variante sí es contrarrestada por vacunas. Uno de los ensayos clínicos de la vacuna de Johnson & Johnson, autorizada recientemente para uso de emergencia, fueron realizados en Sudáfrica, donde esta variante ya era predominante.


Variante P.1- Se identificó en viajeros procedentes de Brasil durante un monitoreo en Japón para principios de enero. Ya ha sido detectada circulando ampliamente en Brasil y en algunas muestras de las Islas Faroe, Corea del Sur y Estados Unidos. Tiene 17 mutaciones entre estas las compartidas con la variante Inglaterra y variante Sudáfrica. Además contiene una mutación llamada K417N. Se conoce poco sobre esta variante fuera de que hay evidencia anecdotal de re-infecciones.


Variante B.1.427/B.1.429- Estas variantes son dos diferentes, pero como parecen comportarse de manera similar, se están tratando como una. Se identificaron por primera vez en California en Noviembre 2020. Dentro de sus mutaciones incluye la D614G la cual comparten con otros variantes y la cual es conocida por conferir al virus mayor transmisibilidad comparado con variantes que no contienen esta mutación. Esta variante ha sido identificada en 19 países y la limitada vigilancia genética en California parece indicar se concentra en esa zona.

Estudios han encontrado que esta variante tiene 20% mas transmisibilidad y es más resistente a neutralización por anticuerpos generados por algunas, pero no todas, las intervenciones terapéuticas que han sido autorizadas para uso de emergencia. Además se encontró que los anticuerpos de personas convalecientes o vacunadas neutralizan el virus con menor potencia. Sin embargo, un estudio que aun debe ser evaluado por pares, encontró que la respuesta inmune adaptativa, la cual incluye células T, no esta significativamente afectada por esta y otras variantes.

En otras palabras, aunque es posible que los anticuerpos generados por infección o vacunación puedan neutralizar las variantes con menos potencia, las células de memoria que son la otra cara de la inmunidad, aun pueden montar defensas contra estas variantes sin problemas.


Lo que debemos recordar de estas variantes es que siguen siendo el virus que conocemos y que su manera de transmisión no ha cambiado. Sabemos que hacer para evitar contagios y a su vez disminuir las oportunidades para que el virus continue cambiando.


Mientras tanto: mascarilla sobre nariz y boca, distanciamiento, lavado de manos, buena ventilación (evitar espacios cerrados), y vacunación cuando nos llegue el momento.




Lectura adicional:


https://www.nature.com/articles/d41586-020-02544-6

https://cov-lineages.org/global_report_P.1.html


https://www.embl.org/news/science/sars-cov-2-b117/


https://www.the-scientist.com/news-opinion/mutation-in-sars-cov-2-variant-does-not-affect-vaccine-study-68330


https://www.cell.com/action/showPdf?pii=S0092-8674%2821%2900231-2


https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/cases-updates/variant-surveillance/variant-info.html

https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2021.02.27.433180v1




*Nota: En varias muestras de la variante Inglaterra, se encontró que adquirió la mutación E484K (compartida con Variante Sudáfrica). Aun esto está bajo investigación. Actualizaremos de ser necesario.


637 views0 comments